En pleno culebrón para dilucidar el futuro del frente de ataque del Atlético de Madrid, el conjunto colchonero ha suspendido la doble sesión de entrenamientos prevista para este martes.

El lunes se realizaron las protocolarias pruebas PCR a jugadores y cuerpo técnico, arrojando dudas algunos resultados por posibles positivos por coronavirus.

El club rojiblanco ha querido ser cauto y, por ello, ha decidido suspender los entrenamientos hasta que se tenga certeza de los resultados de las pruebas.

Tal y como cuenta Belén Sánchez, presente en el Cerro del Espino, algunos jugadores habían acudido a las instalaciones del club, pero dada la situación se han tenido que volver a casa.

Horas después de cancelar la sesión, el club rojiblanco ha comunicado que José María Giménez ha dado positivo por coronavirus en los test y que permanecerá en su domicilio confinado.

 

Entre tanto, quien seguro no iba a entrenar es Álvaro Morata, que ya se encuentra en Turín pasando el reconocimiento médico con la Juventus. Desde el Wanda esperan cerrar el fichaje de Luis Suárez, pero la cúpula atlética no se olvida de un viejo anhelo: Edinson Cavani.