Tres años después de una de las mayores tragedias de un equipo de fútbol en la historia reciente, el Chapecoense confirmó su descenso a la Segunda División brasileña. Uno de los seis supervivientes, Alan Ruschel, actual jugador de Goiás EC, habló para un medio brasileño tras la victoria de su equipo por 1-2 frente a Internacional de Porto Alegre y se mostró sorprendido por la noticia. "Es difícil. Estoy triste de que haya ocurrido", confesó el lateral zurdo.

 

Ruschel espetó un "¿cayó?" y un gesto de estupefacción cuando el periodista le informó de la situación y, después, no dudó en mostrar su preocupación por el estado de un club que le dio "muchas cosas". "Sabemos todo lo que está pasando allí y las dificultades que enfrenta el club", confesó el jugador de 30 años en referencia a los graves problemas económicos que afronta el conjunto 'verdao'.

El defensor pertenece al Chapecoense y se encuentra cedido en el Goiás hasta diciembre de 2020, cuando finalizará el préstamo.