En Linares, ciudad de la provincia de Jaen, se vivió un lamentable episodio este pasado fin de semana. Ocurrió en el partido de fútbol sala femenino entre el CD Linares CF y el Linares Deportivo.

El balance del partido es terrible: siete jugadoras expulsadas, agresiones con sillas, coches destrozadoss y la intervención de la policía para detener las agresiones. Todo fue reflejado en el acta por el colegiado.

El Linares Deportivo ha dado su versión de lo ocurrido en un comunicado oficial: "El colegiado sufrió insultos constantes, vejaciones y amenazas. Una jugadora del CD Linares CF agarró una silla del mobiliario para ir contra el colegiado, tal y como refleja el acta del partido".

"Al final del partido, algunos indeseables aprovecharon para provocar importantes desperfectos en los vehículos de dos de sus jugadoras. Estos hechos son violentos y lamentables, dejando el nombre de la ciudad de Linares y el del fútbol femenino totalmente denigrado", ha manifestado el club.

 

El CD Linares CF también ha hablado a través de su entrenador, José Carlos Moreno, que lamentó que "se menosprecie el trabajo de jugadoras, cuerpo técnico y directiva de un club con más de veinticinco años de historia en el fútbol y el fútbol sala".