Cuando el fichaje de Sergi Enrich, actual agente libre tras finalizar su contrato con el Eibar, se encontraba casi cerrado por el Schalke 04, la afición del conjunto alemán ha frenado su contratación.

El motivo, según 'Bild', es que los aficionados no han aceptado al delantero menorquín por el vergonzoso episodio que protagonizó en 2016 junto a su entonces compañero Antonio Luna.

Ambos jugadores grabaron y posteriormente difundieron en 2016 un vídeo de carácter sexual junto a una chica sin contar con su consentimiento.

"Enrich se filmó a sí mismo y a su excompañero Antonio Luna teniendo sexo con una mujer y luego distribuyó los videos en Internet sin su consentimiento", reza el diario alemán.

A su vez, también informan de que los fans tachan al delantero de racista por los audios que se filtraron de él hablando sobre Eddy Silvestre: "El p... negro ese hijo de p... me la ha liado pero bien".

"Lo pasó tío y se está rulando, ¿sabes? Y a mí me la 'suda' porque ya sabes como soy, pero la tía esa nos puede buscar un problema", decía Enrich en los audios refiriéndose a su entonces compañero.

 

Por su parte, el Schalke no se ha referido directamente al suceso en el comunicado que han publicado: "Hemos estado interesados en la contratación de Sergi Enrich como agente libre, pero nos hemos posicionado en contra de su fichaje".

'Emart&Soccer', agencia de representación del atacante, se ha desmarcado de la información de 'Bild' y afirma que ambas partes no han llegado a un acuerdo por diferencias en el plano económico.

 

Tras el lamentable episodio de 2016, tanto Enrich como Antonio Luna fueron condenados a dos años de libertad condicional y a pagar una multa de 100.000 euros.