Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool, escribió su propia historia durante su etapa en el Borussia Dortmund. Además de llegar a una final de la Champions League, en la que dejó en la cuneta al Real Madrid de Mourinho, el alemán se alzó con dos Bundesligas consecutivas y una Copa de Alemania.

Aprovechando el confinamiento, Klopp ha realizado una videoconferencia a través de la televisión oficial del BVB junto a 15 de sus exjugadores, entre los cuales figuraban estrellas como Matts Hummels, Roman Weidenfeller o Mario Götze.

Refiriéndose a la celebración de los títulos ligueros de las temporadas 10/11 y 11/12, el alemán reconoció que llegó a pasarse con la bebida: "En 2011 estaba muy borracho, pero se me vio normal. En 2012, ni me acuerdo de nada".

 

Además, en un tono más serio, quiso dar cuenta de las nefastas consecuencias de una alta ingesta de alcohol: "Podéis ver lo que el alcohol hace a las personas. No bebáis, de lo contrario perderéis los recuerdos de los momentos más importantes de tu vida"..