Quiere volver a entrar en el libro de los récords. Es lo que se ha propuesto Chinonso Eche. El niño nigeriano, de tan solo 12 años, es un auténtico 'freestyler.'

En 2019 ya consiguió una marca histórica al lograr realizar 111 toques con las rodillas y mientras tenía un balón en la cabeza. Y todo eso en menos de un minuto. Ahora, su objetivo es dar 2.000 toques.

Y es que esta pasión por el fútbol y por el 'freestyle' empezó gracias a los vídeos que su padre le enseñaba de grandes jugadores: "Nadie me enseñó, pero mi padre tuvo una gran influencia al mostrarme vídeos de Messi, Ronaldinho o Jay-Jay Okocha. Así es como empecé", dice Chinonso en una entrevista al medio 'DW'.

 

El joven nigeriano es todo un maestro del balón y muchos de sus vídeos se han hecho virales en internet. Pero al principio, nadie valoraba sus gran técnica y habilidad.

"Mis amigos se burlaban y se reían de mí antes, pero cuando batí el récord decían que querían ser como yo", explica el joven africano.

La joven perla nigeriana busca batir la marca de los 2.000 toques con un segundo balón en su cabeza, pero su gran sueño es llegar a ser futbolista profesional.