Hay personas que son campeones sin levantar un trofeo, sin colgarse una medalla, incluso sin ganar un solo partido. Casey O'Brien es uno de esos campeones.

El joven de 20 años ha superado cuatro veces un cáncer, siendo sometido a un total de 14 operaciones. Después de ganar sus partidos más difíciles, vivió uno de los mejores momentos de su vida con sus Minnesota Gophers.

 

Realizó un total de tres 'holds' en un partido en el que su equipo ganó 42-7, aunque el resultado fue lo de menos. Después de su primer 'hold', todos sus compañeros fueron a abrazarle.

 

"Han sido tantas noches en el hospital, tantos altos y bajos, tantas operaciones... todo eso ha llevado a este momento en el que mi sueño se ha hecho realidad", afirmó tras el partido.

 

Tras agradecer a su entrenador, P.J. Fleck, la oportunidad que le ha dado, siendo "el único entrenador del país" que lo hizo, lanzó un mensaje a todos aquellos que están pasando por una situación similar: "No os rindáis, porque podéis hacer que suceda".