23 interminables y terroríficos segundos desde que resbala hasta que logra salir del agua. Es la gran angustia después de precipitarse al vacío desde una cascada en Hawai de 15 metros de altura.

Momentos horribles tras los que queda exhausta y rota de dolor. Es entonces cuando aparece uno de los amigos que la acompañaban.

Con dificultad intenta sacarla, pero tenía 10 costillas rotas, un pulmón colapsado y una escápula rota. Heder esperó a que llegaran los servicios de emergencia tuvo que ser trasladada al hospital en helicóptero.

Tras una caída que tres años después se ha atrevido a hacer público el vídeo de un accidente que le cambió la vida.