Conor McGregor no atraviesa precisamente su mejor momento deportivo. El irlandés volvió a pelear en la UFC para sufrir su primer nocaut en un combate finiquitado en el segundo asalto. Su adversario fue Poirier, y las crítica, mofas y burlas hacia él no se hicieron esperar.

Khabib y Mayweather fueron las voces principales en el escarnio sufrido por un McGregor que, tras el combate, apenas podía andar y que necesitó de muletas para moverse. Ahora, al luchador de la UFC parece habérsele abierto otra vía para 'pelear'.

Se trata de la WWE, el espectáculo de lucha libre en el ring que podría recibir con los brazos abiertos a uno de los más grandes de la UFC. Así lo ha dicho Sheamus, combatiente y compatriota de McGregor, quien ha vuelto a la acción a lo grande tras estar tiempo lesionado.

"No creo que se trate de si lo va a hacer o de si no lo va a hacer. Es cuestión de tiempo, es más bien de cuándo lo va a hacer", dijo a 'BT Sports'.

Además, también ha reconocido que McGregor estuvo cerca de ir a la WWE "en un par de ocasiones".

"Sigue en activo y ha ganado campeonatos. Le vendría bien probar cosas nuevas y la WWE le vendría bien. Normalmente, los que luchan en UFC pelean una o dos veces por año", relata Sheamus.

Sheamus, eso sí, avisa: "Podría darle un par de bofetadas a las que no está acostumbrado. De eso se trata, de que venga y luche en un entorno diferente".

No sería el primero que deja las artes marciales mixtas para probar en la WWE. Ronda Rousey ya lo hizo hace no mucho, y Brock Lesnar ha ido y venido de ambas disciplinas en diferentes ocasiones.

En cuanto al boxeo, Tyson Fury y el mismísimo Floyd Mayweather han hecho algún que otro cameo en la WWE.

Te puede interesar

McGregor, al volante de una excavadora tras su histórico KO: "¡Lo reconstruiremos!"