Marc Soler está fuera del Tour de Francia. El corredor español del Movistar ha sido una de las víctimas de la pancarta de la aficionada que provocó una caída masiva en la ronda gala y por la cual tanto la organización como la Gendarmería la tienen en su punto de mira.

El ciclista, que ya tuvo que abandonar el Giro de Italia, cayó por este motivo y a pesar de que llegó a meta no pudo tomar la salida en esta segunda etapa. Y con razón.

Pues el español tiene los dos brazos fracturados. Según el informe médico, tiene rotas las dos cabezas del radio y la cabeza del cúbito izquierdo.

Así lo ha confirmado Movistar en un comunicado que se puede leer en redes sociales.

 

Soler fue uno de los corredores que se vieron envueltos en esa caída múltiple y, desgraciadamente, ha tenido que decir adiós al Tour de Francia por ese motivo.

Mientras, el Tour de Francia va a denuncia a dicha aficionada. La espectadora, que escapó del lugar antes de la llegada de los agentes, está en el radar de la Gendarmería, que ha pedido ayuda para identificarla y detenerla.

Te puede interesar

No se puede permitir más: la pancarta de una aficionada provoca una caída masiva en el Tour de Francia

En busca y captura la aficionada que provocó una caída múltiple en el Tour de Francia