Muchas caídas hubo en la primera etapa del Tour de Francia. Algunas, muchas, fueron por la lluvia, pero otras no. Otras fueron por la imprudencia de un espectador que, en una zona en la que los ciclistas pasaban a gran velocidad, decidió sacarse un 'selfie'.

La fotografía provocó la caída de 20 corredores que, en ese momento, iban a más de 50 kilómetros por hora. Apuró tanto para sacar la instantánea que los ciclistas llegaron antes de que él tuviera tiempo de apartarse.

"Gracias al espectador que pensaba en hacerse un 'selfie'. Ha hecho que chocara mi casco con su teléfono haciendome caer a mí y a otros 20 corredores más a más de 50 kilómteros por hora", dijo Domenico Pozzovivo, ciclista del NTT Pro Cycling, en su Instagram.

En la acción, se cayó un Rafa Valls que se fracturó el femur y que necesitó cirugía. Pasó la noche en el hospital de Niza y ha tenido que abandonar la ronda francesa.

El NTT Pro Cycling, equipo de Pozzovivo, denunció la acción en su Twitter: "Es genial estar en el Tour. Pozzovivo cayó por una mano extendida de un espectador. Una imprudencia que pudo tener consecuencias aún más graves".

 

La primera etapa del Tour dejó a Kristoff como primer maillot amarillo y una gran cantidad de caídas de varios favoritos como Pinot y Alaphilippe.

En redes sociales, el español Iván Cortina se mostró muy crítico con lo que estaba viendo por televisión: "No somos monos de feria que tengan que caerse para dar espectáculo".