Se cierra el capítulo del Tour de Francia 2020 para Egan Bernal. Su equipo, el Ineos Grenadiers, ha comunicado en la mañana de este miércoles el abandono del vigente campeón de la competición.

En los últimos días, Bernal había cedido mucho tiempo y había caído en la general, situándose en la decimosexta plaza, a 19:04 del líder, Primoz Roglic.

"Hemos tomado esta decisión con Egan y con la mejor de las intenciones. Egan es un campeón que ama esta carrera, pero también es un corredor joven que tiene muchos Tours por delante. En este punto, consideramos que lo mejor para él es parar de correr", ha señalado Dave Brailsford, director de Ineos.

"Obviamente, así no es como quería que terminara mi Tour de Francia, pero estoy de acuerdo en que es la decisión correcta para las circunstancias. Tengo el mayor respeto por esta carrera y ya tengo muchas ganas de volver en los próximos años", ha explicado Bernal.

 

Lo cierto es que las dos últimas jornadas han sido catastróficas para el colombiano. El domingo, se desvaneció en la subida al Grand Colombier, perdiendo más de 7 minutos con respecto al ganador de la etapa. Además, tras la jornada de descanso este lunes, Bernal trató de recuperar sensaciones, sin embargo, se terminó de descolgar de la cabeza, cediendo hasta 10:39 minutos.

La lejanía con respecto a los líderes y los problemas de espalda que ha achacado en los últimos días han hecho que Bernal, junto a Ineos, hayan decidido dar un paso al lado y abandonar el Tour de Francia, carrera con la que se alzó el año pasado.