El infierno que ha vivido Brittney Griner desde el pasado mes de febrero ha llegado a su fin. Después de ser detenida y condenada a nueve años de cárcel al encontrar en su equipaje aceite de cannabis, la jugadora de baloncesto ha sido liberada este jueves después de que Rusia y Estados Unidos hayan acordado un intercambio de prisioneros.

Mientras que Rusia libera a Griner, Estados Unidos hace lo mismo con Viktor Bout, apodado como 'el mercader de la muerte'. ¿Pero qué hizo el ruso para cumplir condena en una cárcel estadounidense?

Bout estaba condenado a 25 años de cárcel por tráfico internacional de armas en países como Afganistán, Sierra Leona o Liberia desde los años 90. Participó también en algunos de los conflictos más violentos de la historia.

Estados Unidos bloqueó sus cuentas en el 2004 y fue detenido en Tailandia en el 2008, aunque se tardó dos años y media en su extradición a América y cumple condena desde 2012.

Ha falsificado tantos documentos y pasaportes en su vida, que incluso se desconoce su edad y el lugar donde nació, aunque se cree que tiene unos 50 años y nación en Tayikistán, una antigua república de la URSS, según la 'CNN'.

"Era un oficial soviético, muy probablemente un teniente, que simplemente vio las oportunidades presentadas por tres factores que surgieron con el colapso de la URSS y el patrocinio estatal que implicó: aeronaves abandonadas en las pistas de Moscú a Kiev que ya no pueden volar debido a la falta de dinero para combustible o mantenimiento, enormes almacenes de excedentes de armas que estaban custodiados por guardias que de repente recibían poco o ningún salario y la creciente demanda de esas armas por parte de clientes soviéticos tradicionales y grupos armados emergentes desde África hasta Filipinas", contaron sobre él en la 'CNN'.

"Me despertaron por la noche y dijeron que preparara mis cosas para salir. No hubo alguna especial información previa", dijo Bout a la televisión rusa.

Así fue el intercambio de prisioneros

El intercambio entre Brittney Griner y Viktor Bout tuvo lugar en el aeropuerto de Abu Dhabi, donde se puede ver cómo ambos llegan incluso a cruzarse por un momento hasta que cada uno luego toma su avión de vuelta a casa.

También se puede apreciar los momentos previos antes de que Griner baje del avión, y cómo a Bout le hacen un rápido chequeo médico.

Este caso ha sido tan mediático que el mismo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, habló sobre ello en su perfil de Twitter: "He hablado con Griner. Está a salvo. Está en un avión. Está de camino a casa".