Llegó con 20 años a la NBA y pronto se convirtió en protagonista habitual de las mejores jugadas de cada noche. Ricky Rubio cumple esta temporada una década en la mejor liga de baloncesto del mundo.

Y lo hace en los Minnesota Timberwolves, el que fuera su primer equipo en Estados Unidos y al que ha regresado en este último mercado de traspasos.

Precisamente los Wolves han publicado un vídeo en sus redes sociales en el que se puede la evolución del look del base. Del pelo corto y cara de niño a un Rubio con pelo largoe incluso una frondosa barba.

 

Los Wolves, Utah Jazz, Phoenix Suns y de nuevo los Wolves han sido los equipos en los que el base ha militado en la NBA. Una carrera brillante, con varias apariciones en los playoffs.

En el palmarés del catalán destaca el Mundial de 2019 que logró con la selección española, logrando el galardón como MVP del torneo. Una carrera brillante que a sus 30 años continúa en su momento más alto.