La muerte de George Floyd fruto de un excesivo uso de la fuerza por parte de la policía estadounidense ha conmocionado no solo al país, si no al mundo entero.

Mientras que en el planeta se ha fortalecido en sentimiento de unión en la lucha contra el racismo, en Estados Unidos se han sucedido las protestas y revueltas tras la muerte del afroamericano.

Una de las escenas (injustificable, de hecho) más sonadas de estas manifestaciones la ha protagonizado JR Smith. El jugador de la NBA fue grabando mientras le propinaba una fuerte paliza a un hombre blanco en Los Ángeles.

 

"Uno de estos niños blancos hijos de puta no sabía a dónde iba y me rompió la venta de mi camioneta. Rompió mi mierda... le perseguí y le metí una buena paliza", explicó Smith, que actualmente se encuentra sin equipos tras militar en conjuntos como los Cavaliers o los Knicks.

Posteriormente, en jugador aseveró que el motivo de la paliza era darle una lección tras hacer una gamberrada: "No sabía a quién le estaba rompiendo la ventana y se llevó una buena tunda".