El rendimiento de Ricky Rubio en Phoenix está siendo un regalo para el equipo de Arizona. 64 asistencias en los cinco partidos que ha jugado en el mes de diciembre, a una media de 12.8 por partido sumado a las solo 8 perdidas en cinco partidos, 1.6 por partido, una auténtica bestialidad.

Phoenix Suns se enfrentó a Minnesota Timberwolves, en una nueva victoria (125-109) donde el base español repartió 14 asistencias y anotó 16 puntos. Datos sorprendentes ya que es el tercer partido consecutivo donde Ricky reparte al menos 13 asistencias. Ricky promedia 9.2 asistencias en 18 partidos con Phoenix, la mejor marca de su carrera en la NBA.

 

El impacto del MVP del pasado Mundial en los Phoenix Suns es indudable ya que la temporada pasada solo consiguió 19 victorias en toda la temporada. A día de hoy, 11 victorias en 23 partidos, resultados que le colocan séptimo en la Conferencia Oeste en puestos de playoff.