En Phoenix ya se lo pasan bien. No hay más que ver el siguiente vídeo para percatarse de que este reforzado equipo transmite sintonía durante los partidos... y en mitad de ellos.

 

Y es que perdiendo por cinco puntos ante los Kings de Sacramento al descanso, a los nuevos compañeros de Ricky Rubio no se les ocurrió otra cosa que hacer un 'pogo': un salvaje baile donde varios jugadores rodean a otros que se introducen dentro del círculo para 'recibir' golpes. Locura en la que el MVP del pasado Mundial no se atrevió a participar pero que quién sabe si les vino bien, porque los Suns acabaron ganando por... ¡29 puntos! al equipo de la capital de California.