EUROLIGA | MACCABI TEL-AVIV 82 - 89 REAL MADRID

EUROLIGA | MACCABI TEL-AVIV 82 - 89 REAL MADRID

El Real Madrid sofoca la reacción del Maccabi y suma su segunda victoria en Euroliga

El Real Madrid consiguió su segunda victoria en Euroliga tras imponerse al Maccabi Tel Aviv (82-89) gracias al sensacional acierto de Jaycee Carroll y Rudy Fernández, los dos mejores del partido y exquisitos desde el perímetro.

Sergio Llull ante Yogev Ohayon del Maccabi Tel Aviv
Sergio Llull ante Yogev Ohayon del Maccabi Tel Aviv | Sergio Llull ante Yogev Ohayon del Maccabi Tel Aviv

El equipo de Pablo Laso suma y sigue en un comienzo de temporada impoluto. Tres victorias en Liga Endesa y dos en la Euroliga en los cinco partidos oficiales hasta la fecha. Además, con la sensación de que si el tiro exterior no funciona, este año los merengues tienen muchas más alternativas para resolver debajo del aro.

El duelo europeo por excelencia se tiñó de blanco desde bien pronto. Pese al desenlace y el recital de Carroll y Rudy -9 triples entre los dos-, los blancos comenzaron nutriéndose con buen juego interior. Ayón y Thompkins permitieron las primeras ventajas de un equipo que desprendía excelentes sensaciones en la Mano de Elías, el viejo templo del baloncesto israelí.

El equipo de Erez Edelstein se metió en el partido de la mano de Seeley, el más acertado en el nublado arranque del Maccabi, y quién permitió enmendar el 9-18 forjado por los interiores del Real Madrid. Hunter se agregó a la fiesta para mantener la renta de los españoles, que dieron inicio a la exhibición desde los 6,75 metros.

Carroll acabó con cinco triples en ocho intentos y Rudy con cuatro en otros tantos lanzamientos. Un arsenal imposible de frenar para un Maccabi que se fue al descanso con 13 puntos de desventaja. El triunfo estaba encaminado para los españoles, pero ni mucho menos imaginaron el desenlace de los dos cuartos finales.

El Maccabi salió imparable y comenzó a encestar todos los tiros que no habían entrado hasta el momento. Tal fue así que los israelías se situaron por encima con un parcial increíble (16-0) que tiraba por tierra el buen trabajo del Madrid. Victor Rudd y Sonny Weems macharon sin piedad el aro del equipo de Laso, que pagó caro su mala defensa.

Pero lo que más pago el Real Madrid fue su cortocircuito en ataque. No era normal que los Rudy, Carroll y compañía hubiesen dejado de tener su idilio con el aro israelí y, después de sufrir unos minutos, el Madrid recuperó la normalidad y su superioridad en el marcador. Del 47-46 se pasó al 69-79 del último cuarto.

Llull, negado en el triple, se hartó de repartir asistencias (11) y contribuyó al estirón final de los madridistas. Nada cambió su suerte en el asalto definitivo, en el que los pupilos de Pablo Laso certificaron un triunfo de postín ante todo un campeón de Europa. No ha podido comenzar mejor la Euroliga el Real Madrid. Maccabi y Olympiacos ya han caído en la red.

EP | Madrid | 20/10/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.