"Sois buenos chicos, ¿no? Según vosotros, sois muy buenos chicos. ¡Pues que os jodan a todos!", así reaccionó Željko Obradović con sus jugadores de Fenerbahçe tras irse del partido ante el CSKA de Moscú durante unos minutos.

 

La bronca, monumental, y una de las peores que se recuerdan en el expresivo entrenador, acabó contra una de sus estrellas, Gigi Datome, al cual increpó de forma severa: "Que te jo..., Datome".

El partido acabó con derrota por 18 puntos de los de Obradović (88-70) en una tarde que tardarán en olvidar.