La policía de la ciudad de Los Ángeles ha hecho público un vídeo donde le salvan la vida a un hombre que se estaba desangrando después de que le explotaran fuegos artificiales en las manos.

El accidente ocurrió tras el triunfo de los Lakers en las finales de la NBA frente a Miami Heat. Tras lograr de nuevo el anillo, la gente salió a celebrarlo y la locura se desató en las calles, y en esta ocasión pudo haber acabado en tragedia.

"Lo que comienza como una noche para homenajear a los campeones... se convierte en una noche de caos", así es como la policía presenta el vídeo de los hechos. En este se ve como un agente le hace unos torniquetes en los brazos para evitar que siguiera sangrando hasta que llegaran los servicios médicos.

 

La celebración terminó con decenas de detenidos y policías heridos por los altercados. Precisamente otro equipo de Los Ángeles, los Dodgers de la MLB, se llevaron las Series Mundiales... y los aficionados también protagonizaron altercados por las calles de la ciudad.