Tras la decisión de los Milwaukee Bucks de no presentarse a su partido contra los Orlando Magic como símbolo de protesta contra la violencia policial y la discriminación racial, la NBA ha informado en su cuenta de Twitter que tanto esta como la NBPA han anunciado que "los tres juegos de hoy: MIL-ORL, HOU-OKC y LAL-POR han sido pospuestos por lo que el juego 5 de cada serie se reprogramará".

Esta histórica decisión de los Bucks llega tras una ola de protestas en Estados Unidos contra la brutalidad policial después de que el pasado domingo un hombre negro, identificado como Jacob Blake, fuera disparado hasta siete veces por un agente blanco cuando se dirigía hacia su coche. La prometida de la víctima ha asegurado que sus hijos fueron testigos de lo ocurrido, y pide justicia: "Blake no hizo nada. Esto es una locura". Las reacciones ante los hechos se han multiplicado por el país, y han desembocado en incendios y enfrentamientos con la Policía, como puedes ver en el siguiente vídeo.

Los Milwaukee Bucks ya se habían mostrado indignados tras los disparos a Blake tanto a través de un comunicado oficial como por las declaraciones de sus jugadores y de su técnico, Mike Budenholzer, quien se había pronunciado sobre lo sucedido en la previa de su partido de playoffs ante los Orlando Magic: "Ha sido un tema muy hablado antes de venir a la burbuja y es un tema que se tiene que seguir tratando. Necesitamos ser un país mucho mejor en ese sentido, no tener más incidentes de este tipo y entender que las vidas de las personas negras importan".

Otro de los equipos que había denunciado lo sucedido en un comunicado oficial fue Utah Jazz, cuya estrella, Donovan Mitchell, se mostró tajante ante la situación en redes sociales: "A la mierda los partidos y los playoffs. Esto ya es enfermizo y es un problema real. Queremos justicia. Es una locura, no tengo palabras. Vaya mierda de hombre. Por eso no nos sentimos seguros".

 

Por su parte, las jugadoras del Washington Mystics se han presentado en el pabellón con una camiseta con las letras del nombre de Jacob Blake y a la espalda siete balas dibujadas, haciendo referencia a los disparos que recibió por parte de la Policía.

 

Hecho histórico en la NBA

Esta decisión de los Bucks origina un hecho histórico en la NBA que ha sacudido a todo el mundo como ha quedado reflejado en las redes sociales, donde personalidades tan importantes en el baloncesto han reaccionado ante la violencia racial como Lebron James y Pau Gasol, quien se ha mostrado "orgulloso" de sus "hermanos" como puedes ver en los siguientes tuis.

 

 

Otro de los que se ha pronunciado sobre lo ocurrido ha sido el presidente de España, Pedro Sánchez, quien se ha mostrado en su cuenta de Twitter "conmovido e impresionado por la reacción del deporte de alta competición contra la discriminación racial".