Procede de los suburbios de Chicago y, como se ve en el siguiente vídeo, AJ Casey no solo es tremendamente superior a todos sus rivales, sino que además mide 1,90 con 15 años.

 

La emergente estrella del baloncesto colegial se forma en el Tinley Park High School, y viendo sus 'highlights' virales habrá quien ya se frote las manos para contratar en el futuro al '23 de los suburbios'.