Durante la mañana de este jueves saltó la noticia: un jugador del Real Madrid de baloncesto había dado positivo por coronavirus. Inmediatamente los equipos de fútbol y baloncesto fueron puestos en cuarentena.

El jugador que había dado positivo era Trey Thompkins, ala-pívot del conjunto blanco, precisamente uno de los que más precauciones tomó en el viaje del equipo a la ciudad de Milán, uno de los focos del coronavirus.

Horas después ha mandado un mensaje para todos sus seguidores a través de las redes sociales: "Gracias a todos los que me enviaron un mensaje de cariño o se preocuparon por mí. Me siento genial y estoy esperando a que pase el virus. Significa mucho para mí".

 

Tanto la Liga Endesa como la Euroliga han sido suspendidas hasta nueva orden ante la amenaza por el coronavirus. Y los jugadores de baloncesto del Real Madrid han aprovechado su cuarentena para echar unas partidas a la Play Station. Fabien Causeur pidió a sus seguidores que se unieran, y Facu Campazzo también pidió participar.