Alex Abrines, jugador del Barça, salió en defensa de Sergio Llull tras la peineta del balear del Real Madrid a la afición azulgrana en el Palau, durante el partido que enfrentó a ambos equipos en la Euroliga. El azulgrana pidió "respeto" a la hinchada.

"Esto pasa cuando llevas aguantando insultos durante mucho tiempo y explotas. Hay que aprender mucho de los americanos en este respecto", dice Abrines en Twitter.

El jugador insiste: "Lo primero es el respeto. ¿Qué valores enseñamos a los niños que están en la grada viendo el baloncesto?"

"No voy a excusar lo que pasó, simplemente poneros en la piel de lo que aguantamos y de lo que escuchamos. Yo no lo aceptó, ni aquí ni en ningún lado", relata Abrines

Abrines, en las respuestas, cree que hay que poner "límites": "No vas a ir contra tu propia afición porque te animan, pero desde fuera da mala imagen".

La polémica llegó tras el partido, cuando Sergio Llull dedicó una peineta a la afición del Barça en el Palau.

El jugador y capitán del Real Madrid ya ha pedido disculpas a través de sus redes sociales.