Salah Mejri, o lo que es lo mismo, un pívot de 2,18 que ha promedidado más de 16 puntos y 10 rebotes en el último Mundial, regresa al Real Madrid como ha adelantado 'El Español'. Lo hace tras curtirse en la NBA durante cuatro años en Dallas Mavericks y tras, por ejemplo, poner ocho tapones en su último partido con Túnez en el Mundial ante Angola (récord compartido con Yao Ming).

El pívot, que ya vistió de blanco entre 2013 y 2015, vivió la mágica temporada donde el Real Madrid lo ganó absolutamente todo (2014-2015) y vuelve dejando atrás a su inseparable amigo Luka Doncic, que peleó por que el tunecino permaneciera en Dallas tras ser cortado el año pasado.

 

Con este refuerzo de lujo como teórico quinto pívot, Pablo Laso suma a los Jordan Mickey, 'Edy' Tavares, Felipe Reyes o el incipiente Usman Garuba, un conjunto de pívots para volver a imponer su ley en Europa.