No le sentó nada bien el parón por el coronavirus al Real Madrid de Pablo Laso. El equipo blanco ya está eliminado de la fase final de la Liga Endesa... a pesar de que todavía le resta un partido por jugar (ante Tecnyconta Zaragoza). Un partido que ya no vale de nada porque ninguno de los dos equipos se juega nada.

El Madrid cayó ante San Pablo Burgos (87-83) y ante Morabanc Andorra (91-75). Solo un milagro le metía en las semifinales del torneo. Herbalife Gran Canaria debía ganar a Valencia, pero no fue así. El cuadro 'taronja' arrasó (97-81) y estará en semifinales junto a San Pablo Burgos. En el Grupo A, Barcelona y Baskonia se clasificaron.

A falta de pocos minutos para la conclusión del citado encuentro, los jugadores del Real Madrid asomaron por la pista para echar un vistazo al marcador, pero no recibieron buenas noticias. Valencia dominaba... y ellos estaban fuera.

 

El cuadro de Laso llegó muy lastrado a la cita, con algunos jugadores lejos de su mejor nivel como el desaparecido Jordan Mickey, un desacertado Sergio Llull o un desaparecido Fabian Causer (apenas ha disputado minutos). Sólo Facundo Campazzo tiró del carro, pero fue insuficiente.

A pesar de que los blancos comenzaron su andadura en esta novedosa ACB con victoria ante Gran Canaria, la derrota ante Burgos y la caída frente a Andorra (después de ganar a Valencia), han provocado que tenga que hacer las maletas antes de tiempo.

Actual campeón de la Liga Endesa, el Real Madrid no disputará las eliminatorias por el título, que en esta edición serán a partido único. Valencia se enfrentará a Baskonia; mientras que el Barcelona de Nikola Mirotic se verá las caras con San Pablo Burgos.

El Real Madrid disputará esta noche su último partido en esta ACB ante un Zaragoza que no se juega. Será un partido realmente extraño para el cuadro de Pablo Laso, acostumbrado desde la llegada del técnico a luchar por todos los títulos. Desde el año 2008 no se quedaba fuera del top-4 de la Liga Endesa.