Los GlobeTrotters siempre nos sorprenden con sus increíbles espectáculos en el baloncesto, nuevos lanzamientos a canasta, saltos y giros. Hoy lo vuelven a hacer pero fuera de la cancha.

Querían celebrar el día mundial del tiro y necesitaban batirse a sí mismos. Los hemos visto meter canastas desde rascacielos, avionetas, colgados de un arnés y muchas más formas, pero hoy tocaba hacerlo desde casi 4000 metros de altura.

 

Hammer Harrison se ha subido a un avión y ha saltado en paracaídas. Se lanzaba al vacío con un experto mientras él sujetaba con fuerza un balón de baloncesto con el que ha metido un mate segundos antes de tocar tierra.

 

Una vez más los GlobeTrotters se han superado y han batido todos los límites, habrá que esperar para ver que será lo siguiente con lo que intenten sorprender al mundo.