Un recién proclamado campeón de la NBA olvidado por su propio equipo. Ocurrió el domingo, una vez que Los Angeles Lakers se hicieron con el anillo tras sentenciar a Miami Heat en un partido arrollador.

El protagonista de esta peculiar historia es Quinn Cook, quien también fuera campeón con los Lakers. Después de la celebración tanto en la pista como en el vestuario... el jugador se quedó en el pabellón. Olvidado por sus compañeros.

"Tengo que volver andando después de ganar un j*** anillo", escribió en el directo de Instagram de JR Smith. Fue el propio Smith quien se dio cuenta que se habían dejado a su compañero en el pabellón de la burbuja de Orlando.

Y entonces empezó el cachondeo en el autobús... y en las redes sociales. Cook fue 'víctima' de numerosas bromas. Él se quedó solo en el pabellón, pero eso no cambia que se proclamó campeón de la NBA. Un anillo con anécdota.

 

Con este título, liderado por LeBron James, los Lakers igualan a los Boston Celtics en el número de anillos (17). Las dos mejores franquicias de la historia del baloncesto de Estados Unidos, que estuvieron cerca de enfrentarse en Las Finales. Fue Miami Heat quien se clasificó, pero todos conocen ya el final. LeBron y los Lakers mandan en la NBA.