La lista de los nuevos candidatos para acceder al Salón de la Fama es de hasta 50 personas, y entre ellas se encuentran cuatro jugadores de baloncesto que hicieron historia en la NBA: Kobe Bryant, Tim Duncan, Kevin Garnett y Chris Bosh.

Los finalistas se harán públicos por la organización el fin de semana que se disputa el All Star de Chicago, del 14 al 16 de febrero.

Sin embargo, tras conocer la tragedia de Bryant, Jerry Colangelo, presidente del Naismith Memorial Hall of Fame, ha asegurado que "Kobe será homenajeado como se merece". "Va a ser la promoción de entrada más épica de siempre, con Kobe, Tim Duncan y Kevin Durant", ha afirmado Colangelo a The Athletic.

Dallas retira el número 24

En las redes sociales se ha iniciado un movimiento colectivo para que se cambie tanto el logo de la NBA como para que se retiren los números 8 y 24 de todos los equipos. Aunque de momento no hay respuesta a ninguna de ambas propuestas, Dallas sí ha hecho un comunicado.

Los Mavericks, tras conocer el fallecimiento de Kobe y de su hija Gianna Maria, han decidido retirar la equipación con el número 24 para honrar a "una leyenda premiada y un icono global".

 

"Estamos en 'shock' y devastados por la muerte de Kobe Bryant y su hija Gianna. Kobe fue un embajador para nuestro deporte, una leyenda premiada y un icono global. Por encima de todo eso, fue un padre muy dedicado y cariñoso. Su legado trasciende al baloncesto, y nuestra organización ha decidido que el número 24 nunca más será utilizado por un jugador de nuestra franquicia. Nuestros corazones están con todas las vidas perdidas y las familias impactadas por esta terrible tragedia. Enviamos nuestras condolencias y rezos a Vanessa y la familia Bryant, la organización de los Lakers y a los fanáticos de Kobe Bryant en todo el mundo", explica Dallas en el comunicado.

El que disputó toda su carrera en los Lakers, se convierte así en ser el tercer jugador que logra que retiren su camiseta de una entidad en la que no ha jugado nunca. Hasta ahora lo habían logrado Pete Maravich en el equipo de Pelicans, por todo lo que aportó al baloncesto en el Estado de Lousiana; y Michael Jordan en los Miami Heat debido a todo lo que ha contribuido a este deporte.