El coronavirus está afectando al normal desarrollo del deporte en Italia. Varios partidos de la Serie A han sido suspendidos y los encuentros de la Euroliga de baloncesto que se celebren en el norte del país se jugarán a puerta cerrada. Hasta Milán viaja este martes el Real Madrid de baloncesto para jugar ante el Olimpia Milano. Y hay preocupación.

"Yo creo que la prioridad ahora no es el partido, sino nuestra salud y la de nuestros familiares. Por un partido podemos jugarnos el resto que de los que nos quedan", escribió Walter Tavares en su cuenta de Twitter. Y no fue el único en manifestarse.

 

Trey Thompkins también publicó en tuit sobre el viaje del Real Madrid a Milán: "¿Por qué no podemos jugar en un campo neutral? Este virus es serio… así que tratémoslo como tal, por favor".

 

Asimismo, Facundo Campazzo fue el más claro. Ante los medios de comunicación tras el entrenamiento de este lunes, explicó que su pareja "no quería que viajase a Milán". "No estamos ni preocupados ni con miedo, sino tranquilos. La Euroliga decidió que se jugara con algunas especificaciones, como el hecho de que sea a puerta cerrada. Uno piensa en la familia, sí; pero si se juega, se juega y vamos a ello. Lo hemos hablado en el vestuario, en las redes sociales, está en boca de todo el mundo. Lo seguimos constantemente y sabemos qué precauciones hay que tomar", ha señalado el base argentino.