El escolta reserva Jeremy Lamb anotó una canasta desde el medio de la cancha en el momento en que concluía el tiempo reglamentario y se convirtió en el héroe del triunfo a domicilio que lograron los Hornets de Charlotte por 115-114 ante los Raptors de Toronto.

La canasta anotada por Lamb fue la segunda de mayor distancia en la última décima de segundo de un partido desde que el escolta Tyreke Evans lograra otra desde 15 metros contra los Grizzlies de Memphis el 29 de diciembre de 2010.

 

Pero el sexto jugador y decisivo para el triunfo de los Hornets volvió a ser el pívot español Willy Hernangómez, quien impuso su poder dentro de la pintura con un doble-doble demoledor de 13 puntos y 10 rebotes, en el duelo que mantuvo con sus compatriotas, el pívot Marc Gasol y el ala-pívot Serge Ibaka.

Hernangómez, que ha recibido del entrenador de los Hornets, el hispano James Borrego, la oportunidad de tener minutos en los tres últimos partidos ha sido decisivo en las victorias. El exjugador del Real Madrid anotó 4 de 8 tiros de campo, incluidos los dos intentos de triple que hizo, y acertó 3 de 4 desde la línea de personal.

 

Gasol tuvo 23 minutos de acción, en los que anotó 7 de 9 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples, 1 de 1 desde la línea de personal, logró cuatro rebotes -defensivos- y entregó seis asistencias. El jugador de Sant Boi también recuperó un balón, perdió otro, puso tres tapones y cometió dos faltas personales.

El congoleño nacionalizado español Serge Ibaka aportó 10 puntos en 18 minutos que disputó y en los que anotó 4 de 6 tiros de campo, 2 de 2 desde la línea de personal y logró un rebote defensivo, sin que tampoco pudiese frenar el poder que impuso Willy dentro de la pintura. El base Kyle Lowry regresó para los Raptors después de perderse los dos partidos anteriores debido a un dolor en el tobillo derecho, pero tampoco pudo ser factor ganador.