James Harden es un jugador reincidente en cuanto a polémica se refiere. La estrella de los Nets ha vuelto a protagonizar una polémica imagen fuera de las canchas de baloncesto. Esta vez el escolta de la franquicia de Brooklyn se vio envuelto en un registro policial en busca de drogas en una calle de París.

La policía francesa cacheó a Harden y a su acompañante, el rapero Lil Baby, después de percatarse de un fuerte olor a cannabis en el vehículo que ocupaban. El jugador de la NBA no llevaba ninguna sustancia estupefaciente y pudo continuar su camino. Pero peor suerte corrió Lil Baby, que fue detenido después de que le encontraran 20 gramos de cannabis.

 

El vídeo en el que se ve a Harden siendo cacheado por la policía se ha hecho viral en redes sociales. El jugador se encuentra estos días en la capital francesa con motivo de la celebración de la Semana de la Moda.