Tras el anuncio de Sarunas Jasikevicius como nuevo entrenador, el FC Barcelona ya ha comenzado a confeccionar su plantilla para el próximo curso. Y su primer fichaje ha sido el griego Nick Calathes, procedente del Panathinaikos.

Según diferentes medios Calathes llegaría con un contrato de cinco millones de euros por tres temporadas. Un gran desembolso para un Barcelona que quiere volver a formar una plantilla con grandes estrellas europeas.

Y Sergio Llull, al conocer la noticia, no se ha mordido la lengua y ha reaccionado en su cuenta de Twitter. "¿Vaya festival, no?", escribió junto a varios emoticonos de billetes.

 

Y no es el único que ha reaccionado en este sentido a los fichajes del cuadro culé. Shane Larkin, base de Anadolu Efes, contestó a la publicación de un medio que informaba de la renovación de Pierre Oriola, que ya se ha hecho oficial.

"El Barcelona debe tener un límite salarial cercano a los de la NBA", comentó el estadounidense, uno de los jugadores con un salario más alto de todo el baloncesto europeo.

Estas palabras de Llull y Larkin coinciden con unos días en los que suena con fuerza la posibilidad de que Pau Gasol acabe vistiendo de azulgrana. Un fichaje, en caso de que se produzca, que significaría un golpe encima de la mesa para un Barcelona que ya cuenta con otra estrella que llegó procedente de la NBA el curso pasado: Nikola Mirotic.