23 años separan las dos imágenes: en la primera, a la izquierda, el MVP de las últimas finales de la NBA pone a bailar a toda la defensa de Los Ángeles Lakers a base de reversos, amagos y... efectividad. Es Kawhi Leonard, el flamante fichaje de los Clippers que ayer se estrenó de manera oficial anotando 30 puntos. Pero es que en la segunda secuencia, a la derecha, a quien vemos es al mismísimo Michael Jordan en partido ante los Raptors en 1996...

 

¿Conclusiones? Mismos reversos, mismos amagos y... misma efectividad.

Impacta, sí. Pero no solo por el gran trabajo de 'Ball is life' en esta comparación tras el consiguiente compactado, sino también porque su resultado confirma que todos los jugones sonríen igual, y que en concreto estos dos, enchufan igual.