No hay mal que por bien no venga. O eso dicen. Eden Hazard, al tener que someterse a una intervención quirúrgica en su tobillo en Dallas, decidió aprovechar el viaje para presenciar en directo el partido que enfrentaba a los Dallas Mavericks contra los Pelicans.

El extremo belga pudo ver de primera mano la exhibición que dio Luka Doncic, que firmó un triple-doble (el 22º de lo que lleva en la NBA), convirtiéndose en el jugador que más triples-dobles ha logrado en la historia de los Mavericks y dando la victoria al conjunto texano.

 

Después del partido, los dos cracks se encontraron en una sala para intercambiarse camisetas, fotografiarse y charlar un rato. Como no puede ser de otra manera, llama poderosamente la atención la diferencia de altura entre Eden y Luka, quien siempre se ha mostrado como un admirador del futbolista.