La NBA está siendo muy estricta con el protocolo anti-covid, sobre todo tras un comienzo de temporada en el que se tuvieron que suspender decenas de partidos por positivos. Sin embargo, eso no ha ocurrido en las últimas semanas.

Precisamente debido a ese protocolo el entrenador de los Toronto Raptors, Nick Nurse, ha sido sancionado por la competición a pagar una multa que asciende a 50.000 dólares.

El motivo es que en el partido ante Utah Jazz lanzó su mascarilla a la grada, por detrás de los asientos donde se colocan los anotadores de cada partido.

Nurse, que fue expulsado, se quejó por los 41 tiros libres que lanzó Utah, por sólo 14 de su equipo. Una diferencia más que llamativa por la que el canadiense se quejó airadamente.

"Simplemente, no parecía que nos iban a dejar ganar esta noche", afirmó nada más concluir el encuentro. Y los Jazz, efectivamente, se llevaron el encuentro por 112 a 115 en un partido que quedó marcado por el lamentable gesto de Nurse.

No está siendo ni mucho menos una buena temporada para los Raptors, no hace mucho campeones de la NBA. Ocupan la undécima plaza en la Conferencia Este, a tres victorias del playoff, que lo marcan actualmente los Charlotte Hornets.