La tecnología avanza a pasos agigantados... pero todavía le queda para llegar al nivel de los humanos. Al menos en lo que a baloncesto se refiere.

El robot CUE4 participó en el concurso de triples de la liga japonesa, dejando fríos a los asistentes en el pabellón. Su resultado fue de 12 puntos, cifra que no se quedó lejos de la del ganador, Kosuke Kanamaru, que sumó 16 puntos.

 

Sin embargo, lo hizo a una velocidad algo lenta e incluso se le escapó un balón. Lo cierto es que este mismo robot batió el récord Guinness al anotar 2020 tiros libres consecutivos.

Parece que a este robot todavía le quedan algunos ajustes para llegar al nivel de Stephen Curry.