La figura del alero Kawhi Leonard brilló de manera especial en su primer partido del Día de Navidad como nueva estrella de Los Angeles Clippers a los que guió a un gran triunfo como visitantes de 111-106 ante sus vecinos de los Lakers y su gran estrella del alero LeBron James.

Leonard se encargó de llevarse el duelo individual y también ser decisivo en la victoria de los Clippers, que consiguieron el segundo triunfo consecutivo en los duelos que han mantenido con su nueva estrella ante los Lakers, quienes sufrieron además la cuarta derrota seguida.

La inspiración encestadora de Leonard llegó en el momento más decisivo del partido, en el último cuarto cuando anotó 11 de los 35 puntos con los que concluyó el encuentro. Leonard, que acabó con un doble-doble, también fue el mejor en el juego interior al conseguir 12 rebotes, repartió cinco asistencias y recuperó un balón.

 

"Mi gran motivación no fue el jugar un partido en el Día de Navidad ante los Lakers sino el conseguir la victoria y eso es lo que logramos en la lucha por buscar el campeonato de liga" declaró Leonard al concluir el encuentro disputado en el Staples Center y en el que anotó 11 de 19 tiros de campo, incluidos 5 de 7 triples.

Junto a Leonard, otros tres jugadores de los Clippers acabaron con números de dos dígitos, incluido el pívot reserva Montrezl Harrell, quien logró 18 puntos y capturó seis rebotes en un duelo duro que mantuvo con los hombres altos de los Lakers, el ala-pívot Anthony Davis y el reserva Dwight Howard, excompañero con los Rockets de Houston.

Aunque el alero estrella Paul George no tuvo su mejor inspiración encestadora al final también aportó otros 17 puntos con cinco rebotes, tres asistencias y tres tapones que ayudaron a la victoria de los Clippers (23-10), que siguen en la lucha por darle alcance a los Lakers en el liderato de la División Pacífico.

 

Pero si hubo un jugador decisivo en el triunfo de los Clippers fue el base Patrick Beverley, quien realizó la jugada defensiva clave cuando a falta de 1.9 segundos para el final del tiempo reglamentario puso un tapón monumental a James que buscaba el triple para conseguir empatar el marcador y forzar la prórroga.

La acción de Beverley no sólo evito el tiro de James sino que también logró que la estrella de los Lakers fuese el último que tocase el balón y en la repetición de la acción por parte de los árbitros la posesión fue para los Clippers que forzaron la personal sobre George.

La figura de los Lakers anotó los dos tiros libres y ahí quedó sentenciada la victoria de los Clippers ante la frustración de James y Davis que se fueron a los vestuarios sin hacer ningún saludo a los jugadores del equipo vecino. "La verdad que marcar a James no es fácil y en la jugada final y decisiva hay que reconocer que el factor suerte estuvo de mi lado", comentó Beverley.

 

El ala-pívot reserva Kyle Kuza con 25 puntos, su mejor marca de la temporada, y cuatro rebotes fue el que mantuvo a los Lakers al frente del marcador en la primera parte y permitió que su equipo llegase al descanso con parcial de 63-51. Pero en la segunda parte dejó de ser factor como le sucedió a Davis, que acabó con 24 puntos, seis rebotes, tres asistencias, dos recuperaciones de balón, perdió otros tres y puso dos tapones.

"Ha sido lamentable que dejásemos volver a los Clippers después que estuvimos 14 puntos arriba al inicio del tercer periodo", comentó Davis al concluir el partido. "Es algo que debemos valorar como equipo y buscar soluciones". Por su parte, James, que no tuvo su mejor inspiración encestadora, al fina se quedó a las puertas de un triple-doble al lograr 23 punto, 10 asistencias y nueve rebotes, incluidos seis defensivos.

Pero James no estuvo con su aportación en los momentos decisivos al anotar 9 de 24 tiros de campo y solo dos de los 12 intentos que hizo desde fuera del perímetro.