El que fuera jugador de la NBA, Delonte West, se recupera poco a poco en un centro de rehabilitación de su adicción a las drogas.

De jugar con LeBron James en los Cavaliers a pedir dinero por la calle. Esa ha sido la vida de un jugador que ademas pasó por Boston Celtics, Seattle SuperSonics y Dallas Mavericks.

El exbase estadounidense fue detenido por tráfico de drogas en Washington en enero del año pasado. El hecho fue conocido gracias a un vídeo en el que el excompañero de LeBron aparecía en la indigencia. Perdió toda la fortuna que había logrado años atrás y acabó pidiendo limosna en la calle.

Sin embargo, las últimas noticias que nos llegan de West son esperanzadoras. Y todo gracias a Marc Cuban, dueño de los Dallas Mavericks y amigo del exbaloncestista. El propietario de la franquicia del norte de Texas llevó al exjugador a un centro de rehabilitación, donde a día de hoy ya tiene un trabajo.

Así lo ha hecho saber el propio Cuban en sus redes sociales, donde ha publicado un foto con West en la que afirma la mejora de su amigo." Como todos queremos algo con lo que sentirnos bien hoy, aquí está el cambio de Delonte West. Todavía es una batalla cuesta arriba, ¡pero está subiendo!", dice el propietario de los Mavs en su cuenta de Twitter.