España estará en los Juegos Olímpicos de Tokio. La victoria de Australia ante República Checa certifica su plaza en la cita olímpica, además de confirmarles como rivales de los de Scariolo en semifinales.

A los Juegos acceden de manera directa los dos mejores equipos de Europa en el Mundial. La selección española necesitaba que Estados Unidos ganase a Francia o que Australia ganase a República Checa.

 

La victoria de los galos ante los estadounidenses hacía que sólo tuviesen una opción de cerrar su billete, algo que se produjo con la victoria de los 'aussies' contra los checos.

Este viernes, España se jugará estar en la final del Mundial contra Australia, mientras que el otro lado del cuadro habrá otro partidazo: Argentina-Francia.