Negros nubarrones se ciernen sobre el futuro de la Euroliga después de que su director ejecutivo, Jordi Bertomeu, le haya trasladado a los 11 equipos que confirman el comité ejecutivo de la Euroliga su intención de cancelar la competición.

Estos clubes son Real Madrid, Barcelona, Baskonia, Anadolu Efes, Fenerbahce, Olympiacos, Panathinaikos, Maccabi, CSKA Moscú, Armani Milán y Zalgiris Kaunas.

La web oficial de la Euroliga ha anunciado la suspensión de la competición con el siguiente mensaje: "Después de explorar todas las opciones posibles, la Junta Ejecutiva tomó la decisión de cancelar la EuroLeague y la EuroCup de Turkish Airlines, así como el Torneo de próxima generación Adidas de la Euroliga de baloncesto y la Academia EuroLeague".

 

Las razones que maneja Bertomeu son la disparidad de fases de desconfinamiento en las que se encuentran los distintos países de Europa, lo que podría dar ventaja o desventaja a unos u otros en función de cuando puedan comenzar a entrenar.

Por otro lado, celebrar la competición supondría llevarla hasta a 10 países distintos, con sus diferentes situaciones en relación a la pandemia y sus protocolos 'ad hoc' de prevención del COVID-19.

De esta manera, tanto la Euroliga como la Eurocup (en la que está el Unicaja) se suspenderán a causa de la dificultad de preservar la salud de los participantes.

Cambiando de tercio, tal y como confirmó Pedro Sánchez este sábado, la competición doméstica de baloncesto podría reanudarse en España a partir de la semana del 8 de junio.