Terrible final para un partido de baloncesto de la liga de veteranos en Uruguay entre el club Welcome y el Galácticos. Y es que un jugador se enzarzó con el árbitro por no estar de acuerdo con falta señalada.

El colegiado Mario Añorga pitó una falta en ataque a Paulo Faluotico, quien sin sentido alguno, se lanzó a por el árbitro a puñetazos, lo tiró al suelo y ni siquiera ahí dejó de golpearlo. Tuvieron que ser el resto de jugadores, tanto compañeros como rivales, los que agarraron al jugador para alejarlo da Añorga, que seguía tendido en el suelo.

 

La Unión de Veteranos, ante tal comportamiento, publicaron un comunicado tomando medidas contra tal comportamiento. De esta forma, han expulsado al jugador de la asociación para siempre y le han prohibido utilizar las instalaciones.

 

Su propio equipo también comunicó que Faluotico ni siquiera era miembro del club y que había ido a jugar invitado. Además, ante la imagen en la que dejó al equipo, han decidido retirarse de la competición.