Kyrie Irving es uno de los jugadores de la NBA que más comprometidos están con las causas sociales y pese a que también es protagonista de numerosas polémicas, esta vez es el centro de atención por una buena causa.

Se ha conocido que el base de los Brooklyn Nets compró una casa a los familiares de George Floyd. Así lo ha asegurado el exjugador de la NBA Stephen Jackson en el podcast 'The Rematch'.

Jackson es amigo de Floyd y su familia por lo que conoce de cerca el sufrimiento que están viviendo desde que fue asesinado por un policía. "Todo el mundo le están mostrando su apoyo. Yo simplemente sigo haciendo lo que dije que iba a hacer; dije que iba a ser el guardián de mi hermano y cuidar de su hija y asegurarme de que sus próximos días sean sus mejores días. Muchos de mis amigos le han ayudado. Kyrie Irving les compró una casa", aseguró Irving.

Por lo visto tampoco ha sido el único: "El gerente de Lil Wayne les compró un Mercedes Benz. Además, Barbra Streisand les dio acciones de Disney".

 

La muerte de Floyd desató una ola de protestas en Estados Unidos y la propia NBA estuvo a punto de cancelarse ya que los equipos apoyaban las protestas. Finalmente decidieron jugarla aunque con continuas referencias exigiendo igualdad y justicia.