Es imposible olvidar la escena: Ron Artest antes de ser Metta World Peace tumbado sobre la mesa de comentaristas y levantándose repentinamente para iniciar una guerra de puñetazos contra los aficionados de los Pistons en la grada.

Ese fue el principio del fin de esos mágicos Pacers de Jermaine O'Neal, Stephen Jackson y compañía... y donde el propio Artest, además de defender como un demonio, se jugaba más de 25 posesiones por partido.

Nada volvió a ser lo mismo tras la considerada como pelea más bestia en la historia de la NBA. Porque los casi siete minutos de imágenes de la batalla, no sólo se han vuelto virales en la Edad de la viralidad, sino que con poner en YouTube: "NBA fight", ya sabemos cual va a ser el primer resultado.

 

Puñetazos a aficionados, invasión de campo, lanzamiento de objetos... la secuencia dantesta se originó cuando a falta de 45 segundos para el final, los Pacers ganaban 82-97 y el propio Ron Artest frenó con una falta al entonces mejor defensor de la liga y archienemigo, Ben Wallace.

Las sanciones que fueron interpuestas ilustran a la perfección la gravedad de los altercados en la que siempre será recordada como la batalla de Detroit y de la que hoy se cumplen 15 años.

Sanciones

  • Ron Artest: 86 partidos.
  • Stephen Jackson: 30 partidos.
  • Jermaine O'Neal: 15 partidos.
  • Ben Wallace: 6 partidos.
  • Reggie Miller: 1 partido.
  • Billups: 1 partido.
  • Cinco aficionados fueron acusados de cargos criminales y una prohibición de por vida a asistir a un partido de los Pistons.