Alfonso Reyes ha sido noticia en múltiples ocasiones durante el confinamiento. El presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) ha relatado a través de Twitter cómo sufrió y superó el coronavirus, además de pronunciarse sobre diversos aspectos políticos y sociales.

En esta ocasión, el exjugador ha cargado contra el Gobierno por autorizar las manifestaciones de este domingo para reivindicar la lucha antiracista y honrar la memoria de George Floyd.

En primer lugar, Alfonso reseñó que el motivo de las protestas era totalmente justificable: "El fondo, reivindicable. No al racismo ni a la discriminación de ningún tipo y hacia ninguna persona".

 

Sin embargo, a continuación, Reyes indicó que la forma de hacerlas fue "lamentable y sancionable. No se puede permitir, nos jugamos mucho".

Además, el dirigente de la ABP respondió a un tuit de la Delegación del Gobierno en Madrid que afirmaba que la manifestación había transcurrido "sin incidentes y con total normalidad".

"Con toda normalidad habría sido hace 6 meses. Permitirla hoy, una irresponsabilidad que puede conllevar nefastas consecuencias", respondió Reyes en Twitter.

 

Por último, el exjugador quiso pronunciarse acerca de las pintaras que tuvieron lugar en la estatua de Winston Churchill en Londres.

"El tarambana que ha escrito eso no sabe que sin el señor de la estatua, un pelotón del Reich de los mil años lo fusilaría 'ipso facto' por ese acto. Hoy sería impensable una figura de la talla de W. S. Churchill, pero qué falta nos hace. Los Vizcondes de Halifax y los Nevilles Chamberlain campean por la sociedad y la política. Ya conocemos las consecuencias", reseñó Alfonso.