El pasado 26 de enero, en un trágico accidente de helicópetero, Kobe Bryant, su hija Gianna y otras seis personas perdieron la vida.

Desde entonces, se han realizado decenas de hipótesis y cábalas sobre lo que pudo haber ocurrido de cara a esclarecer los hechos y hallar un responsable legal.

La última réplica del fallecimiento del mítico '24' ha venido a raíz de un nuevo informe, que afirma que Ara Zobayan, el piloto del helicóptero en el que viajaban, podría haber "percibido mal" la dirección y la altura de vuelo a causa de la densa niebla.

El piloto informó por radio a los controladores aéreos que el vehículo estaba ascendiendo a 4.000 pies, cuando en realidad estaba precipitándose hacia una colina, contra la que acabaría estrellándose.

"Los ángulos aparentes calculados en este momento muestran que el piloto podría haber percibido erróneamente los ángulos de cabeceo y balanceo", reza informe, que añade que "durante el descenso final, el piloto, respondiendo (al control de tráfico aéreo), declaró que estaban subiendo a cuatro mil".

Aún falta por sacar conclusiones de las 1.700 páginas con las que cuenta el citado informe, aunque todo hace apuntar a que las condiciones meteorológicas fueron claves, a pesar de que antes del despegue el propio piloto aseguró que el clima "estaba bien".