Álex Abrines, cuarto fichaje del Barça Lassa fue presentado en el Palau Blaugrana y afronta su segunda etapa como jugador culé tras estar en la Ciudad Condal de 2012 a 2016, momento en el que decidió emprender una nueva aventura en la NBA.

El jugador sufrió en febrero una depresión que le obligó a apartarse del baloncesto y a dejar los Oklahoma City Thunder a mitad de temporada. “Da igual si eres Bill Gates o estás en paro, estos problemas le pueden pasar a cualquiera. La gente debe saber que con la ayuda de profesionales, de amigos y de la familia se puede sale adelante”, afirma Abrines.

"Somos jugadores dos o tres horas al día, pero después puedes pasar momentos que son difíciles. La gente debe saber que están pasando estas cosas y se han de tomar medidas preventivas para que no vuelvan a suceder. Además del fisioterapeuta, debe haber una persona dedicada a la salud mental porque también es importante", demandó el escolta para evitar otros posibles casos.

Te puede interesar

Álex Abrines anuncia su vuelta al baloncesto con un emocionante vídeo: "Querido balón, la que me has liado"