Junio de 2018. Una niña hondureña de apenas dos años llora desconsoladamente en la frontera sur de Estados Unidos, donde las autoridades la han detenido junto a su madre tras un mes de peligroso viaje en busca de una vida mejor. Donald Trump ya ha anunciado su política de tolerancia cero contra la inmigración.

Un agente de la Policía fronteriza cachea a Sandra, la madre. La pequeña Yana llora y el fotógrafo John Moore aprieta el disparador de su cámara.

La imagen rápidamente se volvió viral, en plena polémica por la separación de familias migrantes en la frontera. Aunque Yana y su madre pudieron permanecer juntas, la indignación por la detención de niños separados de sus padres fue tal que el presidente acabó por recular. La fotografía de la pequeña hondureña persiste en el imaginario del drama de la inmigración hacia EEUU.

Esta y otras imágenes que representan lo mejor del fotoperiodismo en 2019 pueden verse ya en Madrid, donde estarán expuestas en el Colegio Oficial de Arquitectos (COAM) hasta el próximo 3 de noviembre.

La de Moore, fotógrafo de la agencia Getty Images, fue la ganadora del World Press Photo del Año y Primer Premio en la Categoría Noticias de Actualidad, modalidad Fotografía Individual. La instantánea se titula 'Niña llorando en la frontera'.

"No es una toma de suerte. Se publicó cuando Donald Trump había anunciado su política de cero tolerancia y había muy poco material visual", señala la comisaria de la exposición, Babette Warendorf.

Moore, según ha explicado la comisaria de la selección, vio a Sandra y a su hija llegar y tuvo un momento para hablar "brevemente" con ella "antes de que la arrestaran". "Se dio cuenta de que la mejor foto era cuando él se bajara al nivel de la niña", explica Warendorf, "relacionamos de la niña con la desesperación".

La historia de la caravana migrante

Otro retrato de la crisis migratoria en Estados Unidos fue galardonado con el premio 'Historia World Press Photo del Año', introducido por primera vez en esta edición. Se trata de un reportaje de Pieter Ten Hoopen, que documentó la travesía de la caravana de migrantes que emprendió el viaje hacia EEUU el año pasado.

La serie del fotógrafo holandés documenta el viaje de unas 7.000 personas, entre ellas 2.300 niños, según la ONU, salidos de Honduras, El Salvador y Guatemala rumbo a Estados Unidos.

Este trabajo, según el jurado, "refleja el significado de la esperanza". "Todas las fotos juntas cuentan una historia muy completa, por separado, según el jurado, no habrían ganado la foto del año. Pieter Ten Hoopen estuvo dos semanas con la caravana de los migrantes y tardó horas en tomar algunas fotos, que cuentan la vida cotidiana en la caravana", apunta Babette Warendorf.

La edición 2019 del World Press Photo, la número 62 del certamen, se compone de 140 fotografías elegidas entre las 78.801 que se presentaron, enviadas por 4.738 fotógrafos y fotógrafas de todo el mundo. Este año, el 32% de los ganadores han sido mujeres, frente al 12% del año anterior, y que hay un total 43 fotógrafos premiados de 25 países diferentes.

La desaparición de Khashoggi

En la categoría 'Noticias Generales modalidad Fotografía Individual', el primer premio ha sido para Chris McGrath por 'La desaparición de Jamal Khashoggi', que muestra a fotógrafos agolpados a las puertas de la Embajada saudí en Estambul poco después del asesinato del periodista, del que acaba de cumplirse un año.

El primer premio en la categoría 'Medioambiente modalidad Fotografía Individual' fue para Brent Stirton por 'Akashinga, Las valientes'; en 'Temas Contemporáneos modalidad Reportaje' para Olivia Harris por 'Bendito sea el fruto: la lucha de Irlanda para anular las leyes contra el aborto'; y en la categoría 'Proyectos a Largo Plazo' para Sarah Blesener, por 'Llámanos desde casa'.

Un hombre intenta detener a la prensa cuando llega al Consulado de Estambul tras la desaparición del periodista Jamal Khashoggi | Chris Mcgrath

Por otro lado, el fotógrafo español Ángel Fítor ganó el tercer premio en la categoría de 'Naturaleza' con una fotografía realizada en Alicante a un tenóforo (invertebrado marino); y la fotógrafa hispanofrancesa Catalina Martín-Chico, nominada al premio World Press Photo del Año, ha recibido el segundo premio en la modalidad de reportajes gráficos en la categoría 'Temas Contemporáneos' con la historia 'Colombia, (Re) Birth', sobre la maternidad en las exguerrilleras de las FARC.

Durante la presentación de la exposición, Martín-Chico ha destacado que realizó su trabajo sobre el acuerdo de paz en Colombia durante dos años. "Había que documentarlo pero la paz no es tan visual como la guerra, la paz necesita más tiempo", ha precisado.

La fotógrafa ha asegurado que el 40% de los guerrilleros "eran mujeres" y que se dio cuenta de que "algunas se quedaban embarazadas". "Había una especie de 'baby boom' impactante que significaba un símbolo de paz y de esperanza nueva para Colombia", ha celebrado.

Yorladis está embarazada por sexta vez, después de que otros cinco embarazos terminaran durante sus años en las FARC | Catalina Martín-Chico