Vídeo: Coordinadora per l'Abolició dels Correbous

El vídeo que acompaña estas líneas es clara muestra de la fuerza de un toro. En la celebración del Bou Capllaçat, en Amposta, uno de los toros se enredó con las cuerdas que lo ataban y, en su lucha por zafarse de ellas, acabó cargando contra un coche y una moto aparcados en la calle durante el festejo del pasado sábado 17 de agosto.

El animal, visiblemente nervioso y descolocado mientras los asistentes tiraban de las cuerdas que sujetaban, comenzó a dar vueltas sobre sí mismo para tratar de buscar una salida hasta que finalmente decidió embestir con violencia contra un turismo blanco estacionado junto al recorrido del festejo.

A partir de ahí se desató toda una demostración de fuerza por parte del astado, que se obcecó durante varios segundos con el coche hasta llegar a arrastrarlo durante varios metros ante la atónita mirada de los mozos presentes, que trataban de alejarlo del vehículo.

El toro acabó desentendiéndose el turismo y cargando justo después contra una moto también aparcada en la zona. Finalmente, el animal fue reconducido al recorrido del festejo pero acabó exhausto tras el derroche de fuerza contra ambos vehículos.

El vídeo, grabado por los vecinos y viralizado en redes sociales, ha desatado en una ola de reacciones que desembocaron este pasado lunes en la manifestación de una veintena de ciudadanos miembros de la Coordinadora per l'Abolició dels Correbous. Protestaban frente al Ayuntamiento de Amposta contra la celebración del Bou Capllaçat.

 

También PACMA se ha pronunciado en contra de estas fiestas taurinas en Amposta a través de las redes sociales con un claro tuit en el que pedían la abolición del festejo: "Basta".