La cantante Shakira ha declarado este jueves en el Juzgado de Instrucción número dos de Esplugues de Llobregat (Barcelona) como investigada por un presunto fraude fiscal de 14,5 millones de euros. La artista ha alegado que solo reside en España desde 2015, por lo que en los años 2012, 2013 y 2014 no estaba obligada a pagar impuestos a Hacienda.

En una declaración de una hora y cuarto, en la que solo ha respondido a las preguntas de su abogado, José Angel González Franco, Shakira ha dado explicaciones pormenorizadas sobre sus actividades profesionales para justificar que durante esos años no vivía en España, haciendo hincapié en los conciertos y otros eventos en los que participó en diferentes países.

La artista está investigada por seis presuntos delitos contra la Hacienda Pública por un supuesto fraude de más de 14,5 millones de euros en IRPF e Impuesto de Patrimonio (IP), a través de 14 sociedades en países como Islas Caimán, Islas Vírgenes Británicas y Panamá, y según fuentes del entorno de la cantante, ya ha pagado estos 14,5 millones.